Publicado: 7 de Febrero de 2014 a las 23:09

Al igual que nosotros, nuestros animales de compañía también envejecen. Es importante que lleguen a esta etapa  en las mejores condiciones, para que tengan una buena calidad y esperanza de vida.

Para ayudarles tenemos a nuestro alcance, nuevos tratamientos, pruebas diagnósticas y medidas preventivas para conseguir que nuestro compañero viva más y mejor.

¿A que edad envejecen?

            Es difícil contestar a esta pregunta, ya que hay muchos factores que lo determinan: edad, tamaño, genética y cuidados recibidos.

En líneas generales se considera que en perros es partir de los 7-8 años y en gatos 9-10 años.

¿Qué signos me pueden indicar que nuestro animal está envejeciendo?

Podemos observar:

  • Disminución de su actividad y cambios en su peso corporal.
  • Pérdida de audición y visión.
  • Menor capacidad de respuesta a infecciones.
  • Aumento de placa dental y pérdida de piezas dentales.
  • Cambios en la piel y pelaje (pérdidas de brillo, pigmentaciones, pérdidas de elasticidad…)
  • Tendencia a la deshidratación porque beben menos agua.
  • Pérdida del aseo corporal y costumbres de higiene. Empiezan a hacer sus necesidades en sitios no permitidos.
  • Movimientos más lentos y a veces dolorosos, que a veces les impide subir escaleras o al coche.
  • Cambios en patrones de vigilia-sueño. Se despiertan por la noche y toman siestas frecuentes.
  • Disminución en su agilidad mental.
  • Tos crónica, incontinencia urinaria….

Estos signos están provocados por enfermedades y alteraciones que aparecen con la edad como diabetes, tumores, problemas respiratorios y cardiacos, enfermedades dentales, alteraciones hepáticas o renales, enfermedades de tipo degenerativo parecido al Alzheimer en personas.

¿Qué podemos hacer para mejora su calidad de vida?

Para mejorar su calidad de vida es importante la prevención y el desarrollo de un plan personalizado para cada animal, que nos detecte estos problemas y dolencias para poner un tratamiento cuanto antes. Así disfrutará más tiempo de su animal, en mejores condiciones.

En CENTRO VETERINARIO LOS ALPES  les asesoramos en la alimentación adecuada, pruebas diagnósticas, manejo y tratamientos para sus animales de edad avanzada.

¿Qué es un chequeo geriátrico? ¿Cuándo se debe hacer?

Es un reconocimiento clínico que se realiza a un animal de edad avanzada, para poder prevenir y diagnosticar precozmente las enfermedades que puedan aparecer.

Para esto se realizan pruebas diagnósticas (analíticas sanguíneas, de orina, radiografías, etc...) para poder detectar enfermedades en fases tempranas,  pudiendo actuar para impedir o parar su avance, mejorando su calidad y esperanza de vida.

Se deben hacer a partir de 7-9 años de edad.

El tiempo entre chequeos depende de cada paciente, según las enfermedades que se encuentren. Como mínimo recomendamos 1 vez a año.

CONSEJOS PARA AYUDAR A TU  VIEJO AMIGO

  • Aliméntale con una dieta adecuada a su edad y su estado físico.
  • Realiza control de peso para observar si ha engordado o adelgazado.
  • Para facilitar que coma, elévale el plato de las comidas.
  • Divide la ración diaria de comida en varias tomas.
  • Evita las superficies donde se pueda escurrir.
  • Si tiene dificultad en subir escalera, evítalas poniendo rampas o ayúdale.
  • En gatos, no les pongas la comida en altura, si les cuesta subir.
  • Observa si hay cambios en la ingestión de agua, o en la eliminación de orina.
  • Si tiene pérdidas de visión/oído, es mejor llevarlo atado con una correa para evitar accidentes.
  • Vigila su boca, si hay pérdida de piezas o aumento de sarro.
  • Mira si presenta sobrecrecimiento de uñas.
  • Necesitan salir más a menudo para hacer sus necesidades. Dale paseos más cortos, pero más frecuentes.
  • Cuida la interacción con ellos. Adapta los juegos a lo que pueden hacer. Por ejemplo puedes esconder comida por la casa y que la encuentren para estimular sus sentidos.
  • No te olvides que los gatos también necesitan jugar e interaccionar con nosotros.
  • Realizarles un chequeo al año y llevar al día sus vacunaciones y desparasitaciones, ya que recuerda que con la edad las defensas bajan.