Publicado: 19 de Diciembre de 2013

MI PERRO/GATO Y LOS PETARDOS

Llegan las Navidades y con ellas los petardos y  los fuegos artificiales. Las fobias a los ruidos son muy comunes y pueden llegar a causar complicaciones muy serias que afectan a la calidad de vida de nuestros perros y gatos.

En la actualidad existen numerosos métodos que ayudan a los perros y gatos con fobias a los ruidos como los petardos.

Las fobias no tratadas se hacen más severas cuando se produce una exposición repetida al estímulo que las causa.

Esto lleva a que:

·        Se incrementa la sensibilidad frente a ruidos inesperados.

·        El animal tenga miedo a lugares o situaciones en los que se enfrenta al estímulo que le causa la fobia.

·        Coge miedo a los eventos que preceden al estímulo (football, olor a hogueras en San Juan, silbido de cohetes, si tienen miedo a las tormentas el olor a lluvia…)

·        La reacción puede extenderse a otros ruidos no relacionados con el estímulo inicial.

·        Al final se generaliza la reacción fóbica a ruidos cotidianos.

Estos problemas se pueden presentar lentamente a lo largo de los años o de forma súbita como resultado de un hecho traumático (como un petardo que explote cerca del perro).

Existen tratamientos para combatir estos miedos como:

-         Terapia comportamental

-         Fármacos

-         Feromonas

Con estos tratamientos podemos ayudarles y mejorar su calidad de vida.

Consúltanos podemos ayudar  a tu pequeño amigo.